Los mejores préstamos para reunificar deudas: une tus préstamos y paga una sola cuota al mes

Autor: Redacción de Comparador financiero

Actualizado: 05/12/2022, 01:18

A lo largo de la vida pueden existir diferentes acontecimientos que requieran de la solicitud de financiación. Juntarse con un amplio número de préstamos es más sencillo de lo que puede parecer, ya que existe la posibilidad de solicitar uno adicional antes de haber acabado de pagar el anterior. Es el caso de una persona que tenga un préstamo hipotecario, un crédito al consumo, un préstamo de estudios, un préstamo por el coche y la deuda de la tarjeta de crédito.

Aunque antes de solicitar estos préstamos se evalúa la situación económica y se estudia si será viable la devolución de los préstamos, en ocasiones por eventos que escapan al control del solicitante, la capacidad de pago cambia y se vuelve muy difícil hacerles frente.

Para solucionar esta situación existe la reunificación de deudas, mediante la que puedes juntar todos tus préstamos en uno solo para pagar una cuota menor y alargarla en el tiempo.

¿Qué es la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas consiste en reunir todas las deudas y transformarlas en una sola. De esta manera en vez de pagar varias cuotas, el titular de la deuda solo pagará una. Esta cuota a pagar será más baja que la suma de las que estaba pagando anteriormente, aunque para conseguir esta disminución se tendrá que alargar en el tiempo la devolución del préstamo.

Realmente, el titular está solicitando un préstamo diferente que engloba el total de sus préstamos anteriores. La nueva cuota a pagar por este nuevo préstamo será más baja porque se alarga en el tiempo, pero no porque la deuda se reduzca. Además, es muy importante tener en cuenta que al alargar la devolución del dinero en el tiempo los intereses a pagar aumentan, pudiendo provocar que el coste total del préstamo sea mayor que inicialmente.

Ventajas de la reunificación de deudas

  • Pagarás una única cuota mensual
  • La cuota mensual será inferior a la suma de las cuotas anteriores
  • Podrás realizar amortizaciones parciales de la deuda
  • Podrás elegir un nuevo plazo de devolución que se adapte a tus necesidades
  • Mayor control sobre los gastos mensuales
  • Ayuda a evitar el impago o la mora de las cuotas anteriores

Desventajas de la reunificación de deudas

  • Los intereses pueden ser elevados
  • El coste total del préstamo incrementa por los intereses
  • Nuevos gastos y comisiones por gestionar y tramitar un nuevo préstamo
  • Si es un préstamo con garantía hipotecaria podrías arriesgar tu vivienda
  • No es conveniente solicitar nuevos préstamos cuando ya se ha realizado una reunificación de deudas

¿Dónde solicitar los mejores préstamos de reunificación de deudas de diciembre 2022?

{li class="lenderlist-tablerow"} {div class="listitem-wrapper"} {div class="listitem-toprow"} {span class="listitem-header"}{/span} {figure class="listitem-logo"} {a href="#"} {img src="" alt=""} {/a} {/figure} {div class="listitem-rating listitem-rating-mobile"} {span class="listitem-rating-stars"}{/ul} {p class="listitem-rating-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-amount"} {span class="listitem-valuetitle"}Cantidad Solicitada{/span} {p class="listitem-amount-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-rent"} {span class="listitem-valuetitle"}TAE{/span} {p class="listitem-rent-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-loanperiod"} {span class="listitem-valuetitle"}Plazo{/span} {p class="listitem-loanperiod-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-paymenttime"} {span class="listitem-valuetitle"}Pago{/span} {p class="listitem-paymenttime-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-nonpayment-mobile"} {span class="listitem-valuetitle"}Acepta ASNEF{/span} {p class="listitem-nonpayment-mobile-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-icons"}{/div} {div class="listitem-apply listitem-apply-desktop"} {a href="#" class="listitem-button" target="_blank" rel="nofollow noopener noreferrer"}{/a} {/div} {/div} {div class="listitem-btmrow"} {div class="listitem-rating"} {ul class="listitem-rating-stars"} {/ul} {p class="listitem-rating-text"}{/p} {/div} {div class="listitem-footnote"} {/div} {div class="listitem-apply listitem-apply-mobile"} {a href="#" class="listitem-button" target="_blank" rel="nofollow noopener noreferrer"}{/a} {/div} {div class="listitem-readmore listitem-readmore-mobile"} {a href="#" class="listitem-readmore-link"}Mindre information{/a} {/div} {/div} {/div} {div class="listitem-details"} {div class="listitem-details-wrapper"} {div class="listitem-details-actions"}{/div} {div class="listitem-description listitem-description-padding"} {/div} {div class="listitem-readmore listitem-readmore-center listitem-readmore-padding"} {a href="#" class="listitem-readmore-link"}Mindre information{/a} {/div} {/div} {/div} {div class="listitem-corner"}{/div} {/li}{svg class="listitem-banner" xmlns="https://www.w3.org/2000/svg" width="105.094" height="83.094" viewBox="0 0 105.094 83.094"} {defs} {linearGradient id="a" gradientTransform="rotate(45)"} {stop offset="0%" stop-color="rgba(0,0,0,0)"}{/stop} {stop offset="50%" stop-color="rgba(0,0,0,0)"}{/stop}{stop offset="100%" stop-color="rgba(0,0,0,.3)"}{/stop} {/linearGradient} {/defs} {path class="listitem-banner-bend" d="M0 77.094h4v6z" fill-rule="evenodd" fill="[fill]"}{/path} {path class="listitem-banner-flag" d="M105.081 18.186L0 79.094v-24l94.58-55.1.3 12.529z" fill-rule="evenodd" fill="[fill]"}{/path} {path class="listitem-banner-flag-shadow" fill="url(#a)" d="M281.081 850.092L176 911v-24l94.58-55.1.3 12.529z" transform="translate(-176 -831.906)"}{/path} {text class="listitem-banner-text" transform="rotate(-30 106.229 -70.683)" font-size="12" fill="[textcolor]" text-anchor="middle"}{/text} {/svg}

Si tienes varios préstamos acumulados y te resulta difícil hacer frente a los gastos podrás estudiar realizar una reunificación de deudas y reducir tu cuota mensual a pagar. Consulta en nuestro comparador las condiciones de las diferentes empresas que la ofrecen. En nuestras páginas verás diversas formas de encontrar el mejor préstamos de reunificación. Una de estas maneras es utilizar nuestro comparador de préstamos. Con tan solo rellenar un pequeño formulario podrás recibir una lista de préstamos personalizada que se ajuste a los datos proporcionados: importe, plazo en el que deseas devolver, situación laboral, etc. Estos datos personales no serán guardados ni almacenados, pero si no quieres facilitarlos tenemos un método alternativo.

En la página también ofrecemos un listado con los préstamos más solicitados donde podrás conocer sus características y ver si alguno se ajusta a lo que necesitas, rápido y sencillo.


Comparar préstamos te proporcionará ofertas personalizadas que facilitarán tu elección

  • Obtén una lista de préstamos basada en la información que introduzcas
  • Entidades especializadas en reunificación de deudas
  • Posibilidad de obtener estudios gratuitos y respuesta en menos de 24 horas
Para poder proporcionarte un listado de resultados personalizado al instante tendrás que rellenar un formulario. Si no quieres hacerlo pero deseas conocer algunas de las entidades financieras más populares haz clic aquí.

Entidades con las que trabajamos

Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image

Más información sobre los mejores préstamos para reunificar deudas

1. Préstamo de reunificación Bank Norwegian

Cuando las deudas no dan tregua, Bank Norwegian puede ayudarte con la reunificación de estas. Solicita tu préstamo de reunificación por el importe total de tus deudas, con un máximo de 50.000€, y consigue pagar una cuota mensual más baja que puedas afrontar. En el formulario online de la entidad es importante que marques la casilla de reunificación que está justo debajo del importe.

Los préstamos de reunificación son sin aval, se solicitan online y se firman a través de la app web después de que la entidad realice un estudio detallado de tu situación. Para acceder a esta solución financiera será necesario tener ingresos estables y no estar en listas de morosos. El plazo de devolución de tu préstamo es de hasta 10 años y se establecerá de acuerdo a tu capacidad de pago y al importe del préstamo elegido.

2. Préstamo de reunificación MrFinan

Reunifica tus deudas o cancela otros préstamos con la ayuda de MrFinan. La entidad te ofrece un importe mínimo de 500€ y una cantidad máxima de 50.000€. Los plazos de pago varían de acuerdo a tu préstamo, pero son bastante amplios con opción de obtener hasta 84 meses para devolver el préstamo. Gracias a los préstamos de reunificación de deudas puedes tener una cuota mensual más baja, aunque las condiciones de cada préstamo las establece la entidad.

Si te encuentras en listas de morosos por no haber pagado alguno de tus préstamos anteriores, MrFinan te respalda. Las personas en ASNEF o RAI son elegibles para este préstamo, aunque las condiciones pueden ser más estrictas y pueden rechazar la solicitud de aquellas personas que tengan impagos con otras entidades financieras.

3. Préstamo de reunificación Prestalo

Accede a un préstamo de reunificación de deudas personalizado según tu perfil. La entidad Prestalo usa machine learning para analizar cada solicitud de forma detallada y ofrecerte las mejores ofertas en el mercado. Su importe es uno de los más altos, es posible conseguir un préstamo de hasta 60.000€ con el que puedas pagar todas tus deudas anteriores.

Como en ocasiones estas deudas no dan tregua, Prestalo asegura que todo el proceso tarda un máximo de 24 horas, aunque los procesos de reunificaciónde deudas pueden alargarse debido a su complejidad.

4. Préstamo de reunificación Fintonic

Solicita un préstamo de reunificación de deudas de hasta 50.000€ con Fintonic. Esta fintech es reconocida por usar la mejor tecnológica para encontrar préstamos que se ajusten a tus necesidades. Para hacer una solicitud no es necesario salir de casa, es simple y consta de 3 pasos principales para conocerte mejor. Al final del formulario Fintonic te ofrece una lista de opciones disponibles.

Las condiciones de tu préstamo son claras desde el primer momento, no hay letra pequeña, ni mayores requisitos. Los plazos de pago de la entidad son de hasta 96 meses y el depósito tarda menos de 24 horas. En el caso de la reunificación de deudas el proceso puede ser algo más complejo, se necesita estudiar detenidamente las deudas anteriores para poder ofrecer un nuevo préstamo de reunificación que las cubra en su totalidad y de manera beneficiosa para las partes.

5. Préstamo de reunificación Repagalia

La entidad Repagalia se especializa en reunificar deudas y ayudar a las personas a salir de ASNEF. Si tienes muchos productos de crédito como tarjetas o préstamos a cuyos pagos no puedes hacer frente, Repagalia te asesora. A diferencia de otros préstamos de reunificación, en esta entidad estudian tu caso y hablan directamente con tus acreedores para proporcionarte una solución.

Una vez hayan negociado tus deudas, te otorgan un préstamo de reunificación por el valor total. El plazo lo establecen de acuerdo a tu capacidad financiera y poco a poco te ayudan a reincorporarte al sistema financiero.

6. Préstamo de reunificación Sofkredit

Con Sofkredit es posible encontrar el importe necesario para reunificar tus deudas. El préstamo mínimo es de 4.000€ y su máximo es realmente alto. Su modalidad consiste en otorgar préstamos con aval hipotecario para distintas necesidades. Este aval puede ser un piso, una casa o un local, que sirve como garantía del pago de tu préstamo.

Debido a que es una entidad que ofrece importes altos, el proceso es más personalizado. La solicitud se empieza de forma online introduciendo tus datos personales y luego un asesor contacta contigo para analizar tu caso.

Su servicio de reunificación de deudas puede ofrecerte un préstamo con el que pagar una cuota mensual menor para facilitarte el pago de tus deudas.

¿Cuándo se deben reunificar prestamos?

La reunificación de deudas permite que se solicite un nuevo préstamo que ayude al titular a controlar mejor su economía, pero no supone una mejora en las condiciones del préstamo en relación con los anteriores.

Por lo tanto es recomendable no solicitar una reunificación de deudas si se puede buscar una solución alternativa. La reunificación está pensada para aquellas personas que se encuentran pasando por una situación económica que realmente no les permite pagar todas sus deudas. Para evitar un impago negocian un préstamo con una cuota menor que sí puedan asumir.

Una persona podrá encontrarse en una situación así cuando:

  • Las cuotas que está pagando supongan un porcentaje elevado de sus ingresos.
  • No pueda hacer frente a otros gastos por tener que pagar las cuotas de los préstamos.
  • Los ingresos que se recibían han disminuido drásticamente o han desaparecido.
  • Las condiciones de los préstamos que se tienen en ese momento son muy desfavorables.

Antes de solicitar una reunificación de tu deuda tendrás que analizar detenidamente si realmente es necesario hacerlo y consultar diversas entidades de financiación para ver qué opciones tienes.

Tipos de reunificación de deudas

La reunificación de deudas consiste en agrupar todas las deudas en un solo préstamo, pero estas deudas tienen una naturaleza diferente: tarjetas de crédito, préstamos para viajes, préstamos hipotecarios, etc.

Según los préstamos que tengas pendientes y los que quieras reunificar se ofrecerá un tipo de acuerdo u otro. Estos acuerdos variarán según la entidad a la que te dirijas, algunas no aceptarán reunificaciones sin garantía, mientras que otras sí lo harán. Entre los tipos de reunificaciones se pueden diferenciar:

Reunificación de deudas sin hipoteca

Para conseguirlo se tendrán que unir todos los préstamos que se tengan, excepto la hipoteca, en un solo préstamo para pagar una sola cuota mensual en vez de las múltiples que se están pagando en el momento. Para este tipo de préstamo no se necesita aportar ninguna garantía inmobiliaria que avale el préstamo, aunque dependiendo de la entidad con la que se solicite es posible que sí se necesite un aval. Pero si no tienen un aval y se cuenta con una forma estable y demostrable de poder hacer frente al nuevo préstamo, es muy posible que se conceda. Algunos de los requisitos que se deberán cumplir para poder acceder a la reunificación sin hipoteca son:

  • No aparecer en una lista de morosos
  • No tener impagos actuales en los préstamos que se desee reunificar
  • Poder acreditar la solvencia con una fuente de ingresos estable
  • Cancelar las deudas anteriores

Reunificación de deudas con hipoteca

Consiste en reunificar todas las deudas, incluso el préstamo hipotecario. Aunque pueden ser con garantía o sin garantía, lo más normal es que el inmueble actúe como tal. Pero también es posible tener un avalista cuya vivienda actúe como aval. Normalmente este nuevo préstamo no supera el 80% del valor del inmueble y no es barata tanto en términos de tiempo como de dinero ya que se deben cancelar los préstamos anteriores, incluido el hipotecario, teniendo que realizar un gran número de trámites y pagar las tasas convenientes. Para poder reunificar deudas con hipoteca se tendrán que cumplir estos requisitos:

  • Tener un préstamo hipotecario activo
  • Ser propietario de un inmueble que usar como garantía
  • Tener un avalista que pueda poner su inmueble como garantía
  • Contar con ingresos estables
  • No tener ningún impago de los préstamos que se quieren reunificar
  • No aparecer en listas de morosos

¿Cómo reunificar las deudas?

Aunque la refinanciación de deudas consiste en la solicitud de un nuevo préstamo, su proceso de contratación es muy diferente. Esto se debe a que el solicitante ya tiene unos préstamos previos que quiere cancelar para crear uno nuevo.

Lo primero que deberás hacer antes de solicitar la reunificación de deudas es estudiar si es los más adecuado. Para ello tendrás que analizar tus finanzas personales: saber cuánto ingresas, qué gastos tienes, qué porcentaje de tus ingresos se destinan a la devolución de los préstamos, etc. y, después, podrás valorar si juntarlos todos en un mismo préstamo podría mejorar tu situación.

Tras haberlo hecho, tendrás que buscar y comparar las entidades que ofrezcan este tipo de soluciones. Entre las entidades encontraremos que según lo que se necesite se ofrecerá una solución u otra. Existen con hipoteca y sin hipoteca que a su vez se divide en préstamos con garantía y sin ella. Según tu situación, el tipo de deuda que quieras reunificar y tus bienes, podrás acceder a uno u otro.

Más adelante podrás reproducir el coste de la nueva cuota en el formulario de la entidad para conocer una simulación de su importe. Deberás rellenar tus datos personales y el tipo de propiedad con la que vas a avalar tu préstamo para que la entidad realice el estudio. Este estudio suele durar unas 24 horas y ser gratuito, aunque dependerá de la entidad escogida.

El siguiente paso será enviar los documentos que acrediten tu identidad y la titularidad de la propiedad que se usa como garantía, así como su valor. Si es posible, podrás negociar las condiciones del nuevo préstamo con la entidad para acabar de establecer las características que tendrá. Asegúrate de conseguir unas condiciones que mejoren tu situación actual.

Por último tendrás que firmar el contrato. Antes de firmarlo cerciórate de entender bien todos sus términos para saber qué intereses tendrás que pagar, si tiene vinculaciones, gastos adicionales, el plazo de devolución, etc.

Desde este momento, podrás olvidarte del pago de la cuota de las deudas anteriores que hayas reunificado, las pagarás al abonar esta nueva cuota a la nueva entidad. Así podrás disminuir tu deuda con un solo pago, evitando caer en un impago por un despiste o por la incapacidad de hacer frente al pago de todas las deudas anteriores.

Compara préstamos para facilitar tu elección

  • Lista de préstamos que podrás comparar
  • Financiación rápida
  • Solicitud 100% online

Requisitos a cumplir para reunificar deudas

La reunificación de deudas es un proceso complejo que supone asumir cierto riesgo por parte de las entidades. El riesgo viene derivado de aceptar varias deudas pendientes de otras entidades financieras que deben cancelarse antes de poder hacer la reunificación. Esto sumado a que el motivo principal de solicitar una reunificación suele ser que el titular de la deuda no puede hacer frente a las cuotas a pagar, suele hacer que este tipo de préstamo tengan unos requisitos muy poco flexibles. Por ello, muchas veces al contratarla es necesario contar con un aval o garantía.

Para poder conseguir que una entidad acepte reunificar tus deudas tendrás que cumplir estos requisitos básicos, aunque cada entidad puede tener sus propias reglas:

Contar con unos ingresos estables

Aunque las cuotas de este nuevo préstamo serán más bajas que la suma de las de los préstamos anteriores, también es necesario poder hacerles frente. Por lo tanto se debe poder demostrar que se cuenta con unos ingresos estables y recurrentes que podrían ser una nómina, una pensión o una prestación.

No tener impagos en las cuotas de los préstamos a reunificar

El titular de las deudas debe estar al corriente de los pagos de todas las cuotas de los préstamos que quiera añadir en la reunificación, en caso contrario no será posible realizarla. Para facilitar el proceso se aconseja hacerlo antes de ponerse en contacto con la entidad financiera con la que se desea reunificar para evitar que se deniegue la solicitud.

No estar inscrito en ASNEF

En el caso de contar con impagos previos sería recomendable saldarlos antes de solicitar la reunificación. Tener impagos con otras entidades puede dificultar la aprobación de un nuevo préstamo, sobre todo en el caso de la reunificación de deudas. Estos préstamos son muy difíciles de conseguir debido al alto riesgo que supone reunir todas las deudas en un solo préstamo, por lo que se requiere que el solicitante tenga un historial financiero limpio.

Cancelar el resto de deudas

Tendrás que realizar el pago de todas las deudas pendientes y obtener los documentos correspondientes que lo confirmen. Algunas entidades que ofrecen reunificación de préstamos se hacen responsables de ello, pero en otras es un requisito indispensable.

Aunque estos son los requisitos básicos, cada entidad tendrá los suyos propios. Podrás informarte de los requisitos que pide cada entidad para evitar perder tiempo durante el estudio de tu solicitud. Así podrás realizarla solo en aquellas entidades en las que desde el principio tengas oportunidades de obtenerla.

Costes de los préstamos de reunificación

La reunificación de deudas implica numerosos y variados costes que deben tenerse en cuenta a la hora de solicitarla. No solo hay que fijarse en los intereses del nuevo préstamo, sino en cuánto cuesta cancelar los préstamos antiguos, los trámites a llevar a cabo y el coste de gestionar un nuevo préstamo.

Los costes serán diferentes en función de si se realiza la reunificación de deudas mediante un préstamo personal o mediante uno hipotecario. Por lo general, en una reunificación de deudas podemos encontrar los siguientes costes:

Comisión por amortizar los préstamos anteriores anticipadamente

Algunas entidades cobran una comisión por cancelar el préstamo antes de que venza su plazo de devolución. Esta comisión suele ser un porcentaje menor del 1% que se aplica sobre la cantidad pendiente de devolución. La mayoría de las entidades no aplican esta comisión, pero es necesario consultarlo antes de llevarlo a cabo para poder tener la posibilidad de negociarlo.

Gastos de notario o gestoría

Es muy posible que para llevar a cabo la reunificación de deudas, sobre todo si existe algún elemento complejo en los préstamos que se quiere unir o si se necesita consulta, asesoramiento o que intermedie de algún modo entre las partes.

Comisión de gestión y apertura

Para poder contratar un nuevo préstamo la entidad tendrá que realizar una serie de gestiones de estudio de la solicitud, estudio del estado financiero del solicitante, estado de las deudas que desea reunificar, etc. También es posible que al abrir el préstamo de reunificación se cobre una comisión de apertura por la concesión del mismo.

Costes por tasar el inmueble

Si el préstamo para la reunificación va a ser hipotecario será necesario tasar el valor de la vivienda. El coste puede variar pero normalmente tiene que ser asumido por el solicitante.

Costes por tasar el inmueble

Si el préstamo para la reunificación va a ser hipotecario será necesario tasar el valor de la vivienda. El coste puede variar pero normalmente tiene que ser asumido por el solicitante.

Comisiones por el nuevo préstamo hipotecario

Es una comisión específica por realizar una reunificación de deudas con un préstamo hipotecario. Es una especie de comisión por apertura que suele ser un porcentaje del importe del préstamo.

Como ves los costes que se pueden aplicar en una reunificación de deudas son diferentes según la naturaleza del nuevo préstamo solicitado: la contratación de un préstamo hipotecario o su ampliación y la ampliación de un préstamo personal. Algunos coinciden y otros son específicos, pero lo más importante es consultarlo con la entidad para saber cuáles van a ser y cuánto van a encarecer el coste total del nuevo préstamo.

Documentos necesarios para reunificar deudas

Al pedir un préstamo en una entidad siempre es necesario presentar una serie de documentos que permitan analizar la situación financiera del solicitante y verificar su identidad. Con esto se intenta averiguar si se podrá devolver el préstamo solicitado, para evitar impagos que serán desfavorables tanto para la entidad como para el titular del préstamo. A menudo las entidades permiten la presentación de esta documentación de manera online, aunque otras necesitan que se haga de manera presencial, si tienes preferencia por una forma u otra será conveniente que te informes antes de realizar la solicitud.

Los documentos a presentar varían en función de la entidad, pero los más habituales son:

  • DNI/NIE o pasaporte

  • Contrato laboral y últimas nóminas (si se trabaja por cuenta ajena)

  • Declaraciones de IVA, IRPF o Sociedades y la justificación del pago de las cuotas (para autónomos)

  • Declaración de la renta

  • Copia de los recibos de los préstamos que se desea reunificar: hipoteca, tarjeta de crédito, automóvil, etc.

  • Extracto de los movimientos bancarios de tus cuentas durante los últimos meses

  • Escritura del inmueble y una tasación reciente del mismo si la naturaleza del préstamo así lo requiere

Reunificación de deudas con ASNEF

El impago de deudas es uno de los principales elementos a estudiar por las entidades financieras antes de conceder un préstamo y en la reunificación de deudas no iba ser diferente. Estar en ASNEF puede suponer un gran inconveniente en el momento de reunificar la deuda. Pero aunque la financiación se complica no significa que sea imposible, existen entidades que están dispuestas a ofrecer financiación bajo estas circunstancias.

Una de las opciones que pueden permitirte conseguir financiación es la justificación del motivo por el que no se ha pagado la deuda: si ha sido un error, si esa deuda no corresponde al titular, etc., de esta manera es posible que la entidad considere proporcionar un nuevo préstamo.

También es posible cancelar la deuda en caso de que esta sea lícita. De esta manera podrás evitar que la entidad que te proporciona financiación te aplique unos costes más elevados en cuanto a intereses y comisiones para conseguir controlar o reducir el riesgo de impago.

Por último, en ocasiones existe la posibilidad de aportar una garantía o un aval. Antes de hacerlo debes considerar y estudiar detenidamente si podrás devolver el préstamo. En caso de no hacerlo se podría perder el bien utilizado como garantía o el avalista tendría que hacer frente al pago de la deuda.

¿Por qué se debe utilizar un comparador de préstamos para reunificar deudas?

Un comparador de préstamos es una herramienta que puede facilitar mucho la búsqueda de un préstamo para reunificar deudas. Evita que se tengan que visitar las páginas de multitud de entidades financieras para recopilar las características de sus préstamos y compararlas una a una.

Con un comparador solo tendrás que responder a las preguntas básicas que realiza (importe, plazo, finalidad, etc.) para encontrar una lista de préstamos que se ajusten a lo que estás buscando.

Algunas de las ventajas que tiene utilizar un comparador son:

Personalizar la búsqueda

Podrás filtrar la búsqueda acotando en función de la finalidad del préstamo, de la cantidad de dinero que deseas solicitar, del tiempo en el que quieres devolverlo y otras características que puedan hacerte elegir el préstamo adecuado.

Recibir un listado de entidades financieras

Una vez que se hayan introducido los parámetros de la búsqueda, el comparador ofrecerá una lista de las entidades financieras que cumplen estas características. De esta manera evitarás consultar otras opciones que no se ajustan a lo que buscas.

Comparar varias entidades desde un mismo lugar

Conocerás qué importes ofrecen sus préstamos, cuál es su plazo de devolución, qué tipo de interés aplican, si aceptan solicitudes con ASNEF o no, y muchos otros detalles que pueden decantar tu elección en un sentido u otro.

Solicitar el préstamo al instante

Si encuentras un préstamo que te gusta podrás comenzar la solicitud con tan solo darle al botón. Se te redirigirá a la página de la entidad donde podrás rellenar su formulario de solicitud y obtendrás información más detallada acerca de las condiciones del préstamo.

Solicitar un préstamo siempre lleva un proceso de búsqueda y estudio de las diferentes opciones, ¿por qué no agilizarlo utilizando un comparador? De esta manera se podrá ahorrar tiempo de búsqueda y, quizá, también dinero si se compara y se escoge aquel con los menores costes. No obstante, se debe tener en cuenta que el comparador solo filtra entre las empresas de las que dispone datos, es posible que no ofrezca la empresa concreta que se está buscando pero ofrecerá alternativas igualmente válidas.

Preguntas frecuentes sobre la reunificación de deudas

Conclusión final sobre los préstamos de reunificación

Un préstamo de reunificación de deudas puede ser una solución para todas aquellas personas que posean un gran número de deudas diferentes y varias cuotas a pagar, pero no puedan hacerles frente.

Al reunificar la deuda todos los préstamos se convierten en uno solo que tendrá una cuota mensual menor, siendo así más fácil de pagar. Esta facilidad no viene solo determinada porque la cuota será menor, sino también porque el titular de la misma solo tendrá que estar pendiente del pago de una sola cuota en vez de varias. Por este motivo puede parecer que la deuda disminuya, pero no es el caso. La devolución del préstamos se alarga en el tiempo, lo que puede provocar que el pago total de intereses sea mayor. Además, todas las gestiones que se llevan a cabo para realizar el proceso de reunificación suponen unos costes adicionales que también pueden encarecer el coste total del préstamo.

Por lo tanto, tan solo se debería pedir un préstamo de reunificación de deudas cuando realmente no se pueda hacer frente al pago de las cuotas. La reducción de la cuota que se produce al realizar la reunificación alivia el peso del pago mensual, pero no total, de los préstamos. Además se debe tener en cuenta que nunca se deberían continuar solicitando préstamos adicionales una vez que se tenga una reunificación, ya que podría empeorar la situación de endeudamiento que posee el solicitante.