Tarjetas monedero o tarjetas prepago: recarga dinero y controla lo que gastas

Autor: Redacción de Comparador financiero

Actualizado: 03/10/2022, 09:18

La seguridad es un tema que preocupa a muchos cuando se trata de llevar consigo tarjetas bancarias. Tanto las tarjetas de débito, como las de crédito, pueden tener saldos importantes de dinero, que está expuesto a pérdidas o robos cuando sales de tu casa. Y siendo honestos a nadie le gustaría quedarse sin el dinero de su nómina o ahorros.

Como alternativa a esta problemática, se han popularizado las tarjetas prepago. Las cuales son sencillas de recargar y se usan para lo mismo que las tarjetas bancarias. Con la diferencia, de que solo tienes a tu disposición el dinero que ingreses a la tarjeta.

De esta manera, tu dinero está más seguro y tienes mayor control de tus finanzas porque sabes cuánto necesitas y estableces un importe máximo de gasto. Si te interesa conocer más sobre las tarjetas prepago, continúa leyendo este artículo para descubrir sus ventajas, formas de uso y comisiones asociadas.

Las mejores tarjetas prepago o monedero de octubre 2022

Tarjeta prepago Revolut Estándar

tarjeta debito revolut estandar

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis

  • Regalo de bienvenida de 10 euros
  • Sin comisiones
  • Pagos en el extranjero en más de 150 monedas distintas
  • Retirada de efectivo en cajeros gratuita (hasta 200€/mes)
  • Pagos desde la app, Apple Pay o Google Pay
Solicitar tarjeta Revolut Estándar
Abre una cuenta Revolut y consíguela

Tarjeta N26 Estándar

Tarjeta Débito N26 Estándar

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis

  • Pagos sin comisiones en cualquier divisa
  • Sin comisiones
  • Todas las gestiones online
  • Tarjeta digital
Solicitar tarjeta N26 Estándar
Abre una cuenta N26 y consíguela

Tarjeta prepago Revolut Plus

tarjeta debito revolut plus

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis

  • Retiradas de efectivo en cajeros sin comisiones (según condiciones)
  • Reembolsos por productos dañados o robados y por no acudir a eventos comprados con la tarjeta
  • Intereses sobre el capital depositado
  • Coste de la cuenta asociada de 2,99€/mes
Solicitar tarjeta Revolut Plus
Abre una cuenta Revolut y consíguela

Tarjeta N26 Smart Ahorro

Tarjeta Débito N26 Estándar

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis

  • Hasta cinco retiradas de dinero al mes sin coste en cualquier cajero
  • Pagos en el extranjero
  • Herramientas y funciones para facilitar el ahorro
  • Estadísticas de gastos
  • Coste de la cuenta asociada de 4,90€/mes
Solicitar tarjeta débito N26 Smart
Abre una cuenta N26 y consíguela

Tarjeta prepago Revolut Premium

Tarjeta debito revolut premium

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis

  • Retirada de efectivo en cajeros automáticos extranjeros de hasta 400€/mes
  • Seguro por daño o robo de compras (hasta 2.500€/año) y reembolso por no poder acudir a eventos (hasta 1.000€/año)
  • Transferencias internacionales rápidas
  • Intereses
  • Coste de la cuenta asociada de 9,90€/mes
Solicitar tarjeta Revolut Premium
Abre una cuenta Revolut y consíguela

Tarjeta N26 You Internacional

Tarjeta Débito N26 You

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis

  • Pagos en el extranjero sin comisiones
  • Retirada de efectivo sin coste en todo el mundo
  • Seguro médico en el extranjero, por pérdida de equipaje, y vuelos retrasados o cancelados con amplias coberturas
  • Promociones exclusivas
  • Coste de la cuenta asociada de 9,90€/mes
Solicitar tarjeta débito N26 You
Abre tu cuenta N26 para conseguirla

Tarjeta prepago Revolut Metal

tarjeta debito revolut metal

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis

  • Retirada de efectivo de hasta 800€/mes en el extranjero
  • Devolución del 1% del importe de las compras que se realicen con ella
  • Seguro por daño o robo de compras (hasta 2.500€/año) y reembolso por no poder acudir a eventos (hasta 1.000€/año)
  • Transferencias internacionales más rápidas
  • Coste de la cuenta asociada de 13,99€/mes
Solicitar tarjeta Revolut Metal
Abre una cuenta Revolut y consíguela

Tarjeta N26 Metal Premium

Tarjeta Débito N26 Metal

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis

  • Pagos en todo el mundo sin comisiones
  • Descuentos exclusivos
  • Seguros de móvil y de viaje incluidos
  • Un año de Amazon Prime de regalo
  • Coste de la cuenta de 16,90€/mes
Solicitar tarjeta débito N26 Metal
Abre una cuenta N26 y consíguela

Tarjeta Qonto Basic

Tarjeta prepago Quonto

Comisión de emisión

1er mes gratis

Comisión de mantenimiento

9€/mes

  • Para empresas
  • 1 miembro y 1 tarjeta One Business Mastercard incluidos
  • Múltiples herramientas de contabilidad
  • Servicio al cliente todos los días de la semana
  • 30 transferencias y domiciliaciones SEPA
Solicitar tarjeta Qonto Basic
Abre una cuenta Qonto y consíguela

Tarjeta Soldo Start

Tarjeta prepago SOLDO

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis

  • Para empresas
  • Hasta 3 tarjetas por cuenta
  • Límites de gasto para cada tarjeta
  • Herramientas de contabilidad
  • Informes y seguimiento de gastos y pagos
Solicitar tarjeta Soldo Start
Abre una cuenta Soldo y consíguela

¿Qué es una tarjeta prepago?

Las tarjetas prepago son conocidas por diferentes nombres como: tarjetas monedero o tarjetas recargables. Como puedes notar, su nombre indica que son un tipo de tarjetas que funciona a través de una recarga. En otras palabras, la tarjeta sola no tiene ningún valor, a menos de que tú le ingreses un saldo de dinero.

Ventajas de las tarjetas prepago

  • Control de gastos
  • Mayor seguridad
  • Beneficios por compras
  • Seguros incluidos

Desventajas de las tarjetas prepago

  • Importes pequeños de dinero
  • Recarga mínima
  • Comisión de recarga
  • Limitación en comercios

En el mercado existen distintos tipos de tarjetas prepago de acuerdo al uso o las vinculaciones que desees tener. Hay tarjetas nominativas, que están vinculadas a una persona específica, tarjetas sin cuenta bancaria asociada y otras vinculadas a tu cuenta bancaria. En todos los casos, el funcionamiento es el mismo: recargar y gastar el dinero disponible.

Además, por ser una tarjeta bancaria, tienen un número de tarjeta que te permite hacer compras en internet usando únicamente el dinero que recargas. Así no tienes el riesgo de pagar tu compra dos veces o que tus datos estén expuestos en páginas web que no conoces.

Gracias a su forma de uso, algunas personas consideran que las tarjetas prepago son la opción más segura para llevar su dinero fuera de casa. Este es un método muy empleado para los viajes al extranjero.

¿Qué puedo hacer con una tarjeta monedero o prepago?

Una tarjeta prepago tiene un funcionamiento similar a una tarjeta débito y una de crédito. Sus usos son muy variados y versátiles, lo que te permite hacer los movimientos y las compras que haces en la actualidad. Con la diferencia de que controlas tus gastos de forma más consciente y no expones tus tarjetas bancarias que contienen mayores saldos de dinero.

A continuación, te mostramos todo lo que puedes hacer con tu tarjeta prepago:

Hacer compras online

Las tarjetas prepago tienen un número que te piden cuando vas a hacer compras por internet. Además, tienen el código de seguridad y la fecha de caducidad, que se asimila a las tarjetas de crédito y débito. Esto significa que cuando vas a hacer una compra online, empleas tu tarjeta prepago igual que lo harías con una de crédito.

La diferencia radica en que no pagarás a plazos, sino que el saldo total se debita inmediatamente se apruebe la transacción.

Compra en comercios físicos

Si tienes una tarjeta prepago física, puedes hacer tus compras habituales en los comercios físicos como el supermercado, tiendas de ropa o electrónica. En el momento de hacer tu compra, das tu tarjeta prepago para que pase por contacto o introduciendo la tarjeta en el datáfono. En este caso, es importarte asegurarse de que cuentas con el dinero suficiente para pagar el total de la compra.

Usar la tarjeta en el extranjero

Si vas de vacaciones o haces un viaje de negocios a un país extranjero y no deseas usar tus tarjetas bancarias, puedes cargar la tarjeta prepago. Estas funcionan para pagar tu transporte, alimentación, atracciones y demás. Sin embargo, si pagas en una divisa distinta a la tuya, debes tener presente el cambio de una divisa a otra y si la entidad emisora te cobra comisiones por estas transacciones.

Pago de servicios por suscripción

Paga tus servicios de streaming o entretenimiento que tienen una cuota mensual. Puesto que, la tarjeta de crédito te cobrará intereses por estos pagos, es mejor realizarlos con una tarjeta prepago o de débito. Para ello asegúrate de tener todos los meses un saldo de dinero que se pueda descontar automáticamente para renovar tus servicios.

Retirar en cajeros

Al igual que las tarjetas de débito, es posible retirar en cajeros si necesitas tener efectivo a mano. En el caso de que tu tarjeta tenga una vinculación con un banco, puedes usar la red de cajeros del banco sin problema. Si no tiene vinculación, es necesario revisar las comisiones que te cobran por retiro en bancos externos, para poder retirar el dinero deseado y que no te aparezca un saldo insuficiente. Los retiros en el extranjero, tienen comisiones por el cambio de divisa.

Darle la tarjeta a un menor de edad

Si eres padre, madre o tutor legal de un menor de edad que ya está en la capacidad de emplear una tarjeta prepago, se la puedes dar con el saldo que tú establezcas. Tu hijo no podrá gastar más dinero del que está disponible, pero puede utilizar la tarjeta para hacer sus compras en entretenimiento, recreación, comida y demás.

¿A quién van dirigidas las tarjetas prepago?

Todas las personas pueden utilizar las tarjetas prepago, según el propósito que requieran. Como son tarjetas que no tienen mayores requisitos y solamente cuentan con el saldo que se recargue, las pueden emplear los titulares o sus familiares. En la siguiente lista podrás identificar los distintos perfiles de personas que hacen uso de las tarjetas prepago:

Aquellos que no deseen vincular su tarjeta a una cuenta

Hay personas que prefieren tener una tarjeta prepago sin vinculación a sus cuentas bancarias corriente o nómina. Esto lo hacen para tener mayor seguridad de que sus datos no están comprometidos y en caso de fraude, no hay datos disponibles para utilizar el dinero de sus cuentas.

Adicionalmente, estas tarjetas se recargan desde cualquier entidad bancaria y tienen las mismas opciones de uso que comentamos anteriormente.

Viajeros que visiten distintos países

Los viajeros frecuentes saben que viajar de un lugar a otro supone un gran riesgo de pérdida de sus tarjetas bancarias. Sitios como los aeropuertos, trenes, buses y los mismos sitios turísticos, se prestan para perder accidentalmente sus tarjetas personales.

Como solución usan las tarjetas prepago, que recargan con anticipación, para pagar todo lo que necesiten en el país extranjero. Esto les ayuda a mantener su dinero seguro, pero sin dejar de disfrutar, lo que implica conocer un nuevo país, ciudades y personas. Con las tarjetas prepago también pueden retirar en cajeros si necesitan efectivo.

Menores de edad

Darle una tarjeta de crédito o de débito a un niño menor de edad, que no tiene inteligencia financiera, puede ocasionarles una deuda a sus padres. Para evitar que esto suceda, muchos optan por solicitar tarjetas prepago para dárselas a sus hijos menores.

Los padres son quienes recargan las tarjetas con un importe al mes o de forma recurrente, para que los niños las empleen en viajes escolares, salidas con amigos, etc. Los padres tienen el control de las finanzas de sus hijos y pueden ver todas las transacciones que hacen desde la app de la entidad.

Personas que deseen más seguridad

Para usar una tarjeta prepago no es necesario salir del país, basta con desear mayor seguridad en los comercios o por internet. Aquellas personas que no les gusta salir de casa con su tarjeta de débito o de crédito, emplean las tarjetas prepago para sus gastos del día a día. La mayoría de comercios físicos aceptan este tipo de tarjetas y permiten los pagos sin contacto.

Respecto a las compras online, son mucho más seguras, pues se debita únicamente el saldo de la compra. Esto evita que descuenten un importe mayor de la tarjeta o que paguen el mismo producto dos veces por hacer doble clic en el botón de pago.

Personas que deseen más seguridad

Para usar una tarjeta prepago no es necesario salir del país, basta con desear mayor seguridad en los comercios o por internet. Aquellas personas que no les gusta salir de casa con su tarjeta de débito o de crédito, emplean las tarjetas prepago para sus gastos del día a día. La mayoría de comercios físicos aceptan este tipo de tarjetas y permiten los pagos sin contacto.

Respecto a las compras online, son mucho más seguras, pues se debita únicamente el saldo de la compra. Esto evita que descuenten un monto mayor de la tarjeta o que paguen el mismo producto dos veces por hacer doble clic en el botón de pago.

Personas en lista ASNEF

Las personas que se encuentran en ASNEF tienen muchos inconvenientes cuando desean solicitar productos financieros. Gran parte de las entidades rechaza a aquellos que están en esta lista, pues representan un riesgo muy alto. No obstante, estas personas pueden tener tarjetas prepago porque estas se recargan con el dinero de cada uno. Esta alternativa les permite a las personas con ASNEF hacer compras en línea utilizando una tarjeta.

¿Cómo se recarga una tarjeta monedero?

Para poder emplear tu tarjeta prepago en compras o pagos, es fundamental recargarla las veces necesarias antes de usarla. Para ello cuentas con distintas formas, según el tipo de tarjeta y las facilidades que tienes a tu alcance.

Recuerda que para recargar una tarjeta tienes que conocer los importes mínimos o máximos que establece la entidad. De lo contrario, la transacción te mostrará un error y no te permitirá llevar a cabo la operación.

Estos son los métodos más comunes y la forma en cómo se recarga la tarjeta en cada uno de ellos:

En la banca electrónica de la entidad

Las tarjetas prepago están vinculadas a una banca electrónica que es una aplicación móvil o una página web, donde tienes un usuario y contraseña. Si tu tarjeta prepago está vinculada con una cuenta de la misma entidad, podrás recargarla a través de una transferencia de un producto a otro.

En el caso de que tu tarjeta no tenga vinculación, seguramente la entidad te brindará otras formas de recarga por medio de su pasarela de pagos. A través de la app recargas un saldo que ingresas a tu tarjeta total o parcialmente.

En cajeros

Recarga tu tarjeta prepago en cajeros asociados, introduciendo los datos de tu producto y el dinero en efectivo. Esta transacción puede tardar un poco en verse reflejada en tu cuenta en línea. Antes de hacer esta operación es bueno consultar si este tipo de operación tiene algún coste en la entidad, que se descuenta del importe que ingresas.

En las oficinas del banco

Una de las ventajas que tienen las tarjetas prepago de los bancos, es que te ofrecen más opciones de recarga. Asiste a las sucursales físicas del banco que emite tu tarjeta para recargar tu tarjeta con la ayuda de un asesor.

¿Cuáles son las comisiones y gastos de las tarjetas prepago o monedero?

Los beneficios de las tarjetas prepago representan distintas facilidades para personas que no tienen historial crediticio, están en lista de ASNEF o sencillamente desean más seguridad. A pesar de esto, es importante que, si te interesa adquirir este producto, conozcas cuáles son las comisiones que te cobra la entidad por tu tarjeta prepago. Como aclaración, las comisiones mencionadas no aplican para todas las tarjetas prepago del mercado. Estos cobros se establecen de acuerdo a la entidad, los términos de la tarjeta y el tipo de tarjeta. Por lo cual, es importante que leas las comisiones respectivas de tu producto.

Costes de emisión y renovación

La comisión de emisión se cobra una única vez cuando le pides a la entidad una tarjeta prepago. Este coste inicia desde los 5 euros y puede alcanzar a hasta los 80 euros. Sin embargo, la mayoría de veces es gratuito.

El coste por renovación indica la fecha vencimiento de tu tarjeta y puede ser trimestral, semestral o anual, se debe pagar según la periodicidad de la renovación de la tarjeta, es decir, una o más veces al año.

Comisiones por recargar la tarjeta

El coste por recargar tu tarjeta prepago no se aplica a la mayoría de entidades, pero es posible encontrar algunas que lo cobran. Cada vez que realizas una recarga, se cobra un importe. Este es pequeño y generalmente es un valor mínimo establecido.

Comisiones por cambio de divisa

Si viajas a otros países que tienen una divisa distinta al euro, es probable que la entidad te cobre una comisión por el cambio de divisa. Cuando ejecutas un pago con tu tarjeta prepago en estos lugares, la entidad debe hacer la conversión automáticamente.

El valor cambia según las características de tus productos o es gratuito en determinadas entidades. Para retirar dinero en el exterior, aplica la misma tarifa o tienes cierto importe de dinero de “gracia” que te permiten retirar gratuitamente.

Costes por retirar dinero en cajeros no asociados a la entidad

El retiro en bancos de otra entidad es probable que tenga un coste, el cual verás reflejado en la pantalla del cajero antes de desembolsar el dinero. Este importe cambia de acuerdo a la entidad que elijas. Por lo tanto, es mejor buscar un cajero de la propia entidad para este tipo de operaciones.

Preguntas frecuentes sobre las tarjetas prepago

Conclusión final sobre las tarjetas de débito

No todas las personas tienen el mismo tipo de necesidades, por lo tanto no todas necesitan el mismo tipo de productos.

Las tarjetas prepago surgieron para aquellas personas que viajan, que no quieren vincular su cuenta bancaria o que, simplemente, son menores de edad y no pueden acceder a otro tipo de tarjetas pero quieren contar con un método que les permita no llevar dinero en efectivo encima.

Las tarjetas prepago son un método de pago que permite saber exactamente qué cantidad de dinero máxima puedes gastarte, además cuenta como ventaja el hecho de solo arriesgar el dinero cargado previamente en caso de robo o pérdida.

Si quieres una tarjeta para viajar, para utilizar en tus compras online con seguridad, para comprar en comercios físicos o, incluso, para retirar dinero de los cajeros, puedes utilizar la tarjeta prepago que más se adapte a ti. Si haces clic a continuación podrás ver el listado de las tarjetas prepago de nuestra lista y observar todas sus características en el mismo lugar.